Cómo motivarse para estudiar cuando está demasiado ocupado con el trabajo

Eran poco más de las 5 de la mañana cuando recogí mis cosas para ir al gimnasio. Mientras caminaba por el pasillo, noté que la luz del dormitorio de mi hija Kinsey estaba encendida. Normalmente no se levanta tan temprano, así que decidí echar un vistazo dentro para ver qué estaba pasando.

Cuando abrí la puerta, la vi sentada en la cama con su computadora portátil abierta y una mirada perpleja en su rostro.

«¿Qué estás haciendo?» Yo pregunté.
«Estoy estudiando un poco de último momento antes de tomar mi examen de farmacología».
«¿Por qué lo haces tan temprano?» Cuestioné.
«Necesito terminarlo antes de ir a trabajar porque tengo un día completo y no quiero hacerlo más tarde».

Kinsey es una gran estudiante, trabaja a tiempo completo y va a la escuela, así que no quise cuestionar sus acciones. Aun así, cuando respondió, me di cuenta. Esta fue una de las formas en que mantuvo su motivación para estudiar cuando estaba demasiado ocupada con el trabajo.

No quería molestarla más, así que cerré lentamente la puerta y seguí mi camino, reflexionando sobre la pregunta por mi cuenta, «¿cómo se mantiene la motivación para estudiar cuando están demasiado ocupados con el trabajo?»

La motivación es un tema interesante que durante décadas han estudiado psicólogos, sociólogos y científicos de todo tipo. Se han escrito innumerables libros y artículos sobre el tema y continúan apareciendo cada año. Pero, ¿qué nos motiva en determinadas situaciones? ¿Cómo podemos mantenernos motivados cuando tenemos tantas otras cosas en la cabeza como el trabajo?

Para responder a estas preguntas, primero debemos comprender la motivación en sí. Más concretamente, los dos tipos de motivación: intrínseco y extrínseco.

Motivación intrínseca es un incentivo para participar en una actividad específica que se deriva del placer de la actividad en sí y no de los beneficios externos que puedan obtenerse. Suena como, «Voy a trabajar duro para conseguir ese ascenso y así poder sentirme más satisfecho en el trabajo».

Por otro lado, motivación extrínseca es un incentivo externo para participar en una actividad específica, especialmente la motivación que surge de la expectativa de un castigo o recompensa. Suena como, «Realmente quiero que esa promoción en el trabajo gane más dinero».

La forma en que estamos motivados realmente se reduce a si la motivación proviene de nuestro interior o de nuestro exterior. Todos tendemos a gravitar más hacia uno que hacia el otro, pero esto puede depender de una situación específica.

Veamos los hechos de la situación específica de mi ejemplo y desglosémoslos para comprenderlos mejor.

  • Kinsey trabaja y va a la escuela como muchos estudiantes universitarios.
  • Kinsey estaba tomando su examen muy temprano en la mañana antes de su hora habitual de despertarse.
  • Estaba haciendo el examen antes de ir a trabajar.
  • Tenía un ajetreado día de trabajo por delante.
  • Reconoció que no querría hacerlo más tarde.
Artículo Relacionado:  Cómo sacar las cigarras de su jardín sin usar productos químicos

Todos los hechos anteriores apuntan a un individuo motivado. Lo que no nos dicen específicamente es, ¿estaba motivada intrínseca o extrínsecamente? Me inclinaría hacia lo intrínseco, ya que no parece haber ninguna recompensa obvia.

Este ejemplo proporciona algunas pistas menos evidentes sobre las formas en que pueden ayudar a otros como usted. He recopilado los secretos inspirados en estas pistas, junto con algunos conocimientos adicionales que he aprendido a lo largo del camino para ayudarlo a mantener su motivación para estudiar.

Aquí hay 11 consejos sobre cómo motivarse para estudiar incluso cuando está demasiado ocupado con el trabajo.

1. Tenga una gran mentalidad

Todo comienza aquí, y una mentalidad positiva puede ser de gran ayuda. Cree que logrará sus metas y concéntrese en las cosas buenas que ya ha hecho. Los estudios demuestran que ser optimista conduce a hacer más y a tener un mejor bienestar físico y mental en general.

2. Visualice el éxito

Una vez que su mentalidad esté en orden, el siguiente paso es visualizar su éxito. Comience con una visión clara de lo que desea lograr y luego experimente la sensación de tener ese éxito. Por ejemplo, si sabe que desea obtener una A en un examen, analice los pasos para aprender el material para garantizar el éxito.

3. Divida sus metas en pequeñas tareas alcanzables

A veces, una meta puede parecer demasiado grande, como graduarse de la universidad con sobresalientes. Piense en los objetivos que tiene y divídalos en pasos simples y alcanzables.

Por ejemplo, si sabe que desea obtener una A en un examen, comience por reunir los recursos adecuados para estudiar y luego vaya más allá para identificar lo que necesita de cada recurso. Una vez que profundiza lo suficiente, todo se vuelve alcanzable.

4. Recompénsese

Las recompensas lo ayudan a mantenerse motivado siempre que estén saludables. Una vez que haya establecido una meta, establezca una pequeña recompensa por lograrla. Ya sea que se trate de un bocadillo comestible que le encanta o algo más grande como un masaje, este tipo de motivador externo puede ayudarlo a mantener su motivación y acercarlo a sus objetivos más importantes.

5. Pomodoro por la victoria

La Técnica Pomodoro es un sistema de gestión del tiempo que te anima a trabajar con el tiempo que tienes, en lugar de hacerlo en contra. Divida el tiempo que tiene para estudiar en períodos de 25 minutos separados por descansos de 5 minutos. Cada intervalo o Pomodoro te ayuda a resistir las interrupciones y entrena tu cerebro para concentrarse. Descubrirá que la sensación de urgencia que crea es un motivador fantástico.

Artículo Relacionado:  Lo que necesita su ensalada de col es un poco de gelatina de pimienta

6. Medir el progreso

Una vez que comiences a lograr tus metas y a tener un Pomodoro exitoso, debes medirlo todo. Si no mide ni informa su progreso, es probable que no esté progresando mucho. Según la Ley de Pearson, cuando se mide el desempeño, éste mejora; cuando el rendimiento se mide y se informa, mejora exponencialmente.

7.Hazlo una competencia

La competencia saludable es ventajosa para mantenerte en movimiento y es excelente para desarrollar tu motivación para estudiar. Puede competir positivamente con los demás para empujarse unos a otros para tener éxito. Si no tiene a nadie más, organice una competencia con usted mismo.

Por ejemplo, vea cuántos Pomodoro puede hacer sin perder el enfoque y mirar su teléfono. Sigue empujando la barra más arriba y te esforzarás por alcanzarla.

8. Encuentre un mentor

Otra forma de desarrollar y mantener la motivación para estudiar es encontrar un mentor. Tener un mentor es una excelente manera de motivar y conectarse con alguien a quien admira o alguien en el campo que está estudiando. Tener un mentor proporciona un doble beneficio, ya que puede brindarle asistencia y aliento en su camino hacia el éxito.

9. Consiga un compañero de responsabilidad

Si bien este es ocasionalmente el papel de un mentor, también puede encontrar a otra persona que estudie lo mismo que usted como su compañero o compañero de responsabilidad. Con ambos enfocados en el mismo resultado, pueden compartir ideas en las que quizás no hayan pensado y comprender el punto de vista de su amigo.

Los estudios demuestran que comprometer públicamente sus objetivos con alguien le da al menos un 65% de posibilidades de completarlos. Tener un socio de responsabilidad específico aumenta sus posibilidades de éxito al 95%.

10. Encuentra «tu» tiempo

Hay una frase divertida de una película antigua, Fast Times en Ridgemont High, donde un estudiante interrumpe la clase y el maestro le dice que deje de interrumpir la clase y haga lo que él está haciendo en su tiempo libre. El estudiante responde: «Estoy aquí, tú estás aquí, ¿no es eso nuestro momento?».

Ya sea que esté estudiando con un grupo o solo, aún necesita encontrar el tiempo que mejor se adapte a sus necesidades y a su cerebro. Para algunos, esto es a primera hora de la mañana, pero para otros, es después del trabajo cuando se han descomprimido. Al medir su éxito y la eficiencia de su Pomodoro, puede identificar el momento óptimo para usted.

11. Mover

Tomarse el tiempo para moverse es fundamental para avanzar hacia sus objetivos. No importa si estudias en un escritorio, en la cama o en el suelo, igual necesitas moverte. Tome descansos cortos de cinco minutos después de cada Pomodoro exitoso para ponerse de pie, estirar y mover las piernas. Este aumento del flujo sanguíneo lo ayudará a mantenerse despierto y a llevar oxígeno a su cerebro.

Artículo Relacionado:  Cuánto tiempo se tarda en empezar a disfrutar del ejercicio, según Reddit

Después de haber completado cuatro sesiones consecutivas, es hora de un descanso más prolongado de 15 a 20 minutos. Este descanso es el momento óptimo para tomar aire fresco y hacer un breve ejercicio al aire libre. Este corto período de tiempo marcará una diferencia significativa en su nivel de motivación.

Pensamientos finales

Cualquiera de los consejos anteriores por sí solo puede ayudar a desarrollar y mantener la motivación cuando se pone en práctica. Encuentre los que le funcionen y conviértalos en un hábito. Una vez hecho esto, no necesitará el nivel de motivación externa, ya que estará programado internamente para el éxito.

Quiero pensar que crié a Kinsey con una buena programación interna y sus calificaciones también lo indican. Cuando llegó a casa del trabajo alrededor de las 7 de la tarde, vino a mi oficina y me preguntó si podía usarlo por un tiempo.

Le dije: «Claro, ¿qué necesitas hacer?»
«Haz mi examen de farmacología».
«Pensé que lo habías tomado esta mañana.»
«Iba a hacerlo, pero el horario de apertura del examen no era correcto, así que no abrió hasta el mediodía de hoy en lugar de la medianoche».
«Oh, lo entiendo ahora. Claro, déjame salir, para que tengas paz y tranquilidad».

Cerré la puerta y la dejé en la serenidad de mi cueva, sabiendo que sacaría una buena nota en su examen. Terminé teniendo razón sobre el grado, pero no sobre la fuente de su motivación para estudiar esa mañana.

Cuando salió de la oficina unos 30 minutos más tarde, rápidamente encendió la televisión. Todo se reducía al hecho de que no quería perderse el final de temporada de The Batchelor. Supongo que fue más extrínseco de lo que pensaba.

Más consejos para mantenerse motivado

Crédito de la foto destacada: Green Chameleon a través de unsplash.com

A %d blogueros les gusta esto: