¿ Viajar en casa rodante si o no ? Aquí 10 respuestas

Viajar en casa rodante es un dilema. La realidad es que viajar en casa rodante tiene sus ventajas y desventajas. Pero inclinaremos la balanza hacia el SI y te contamos 10 motivos por los que deberías alguna vez hacer un viaje en casa rodante, especialmente un viaje largo.

¿ Viajar en casa rodante si o no ? Aquí 10 respuestas

Todos los días tienes un jardín diferente

Abrir las puertas de la casa rodante por la mañana y ver montañas es hermoso. Y ni te imaginas al día siguiente, abrirlas y ver el mar. Y al otro día, un bosque. Y así, el jardín de tu casa cambia según a donde decidas ir.

Casa rodante en la montaña

Manejas a la velocidad del paisaje

Por lo general las casas rodantes no superan los 80 o 90 km/hora. Y esto no tiene nada de malo. Porque, además de evitar accidentes de tránsito, te permite disfrutar el paisaje casi en tiempo real y vivir de cerca la naturaleza.

Perro asoma la cabeza desde el auto

Puedes elegir donde dormir sin pagar un hotel de lujo

Con la casa rodante, te acercas tanto a los paisajes que los haces tuyos. Y si así lo quieres, aparcas el vehículo junto a un lago y te quedas allí a pasar la noche.

Dormir bajo las estrellas

No necesitas llevar equipamiento de camping

En la casa rodante dispones de todo lo necesario y así te evitas cargar con carpa, bolsas de dormir, etc.

Persona lleva elementos de camping

No gastarás dinero en restaurantes

Porque te cocinarás tu mismo todo lo que quieras. Eres el dueño de tu propio menú y eso ayuda a ahorrar mucho dinero.

Cocinar en casa rodante

Te desconectas del caos de la rutina

Subirte a una casa rodante y viajar te aleja de los ruidos, las ciudades y los conflictos de tránsito. Todos alguna vez deberíamos desconectarnos de eso.

Artículo Relacionado:  10 consejos para viajar al extranjero sin problemas

Casa rodante por las montañas

Manejas tus propios tiempos

Tu serás el único coordinador de tu aventura y manejarás tus propios tiempos sin depender otros itinerarios o excursiones.

Pareja manejando casa rodante

No necesitas pagar un extra si quieres quedarte más tiempo en un lugar

¿Te enamoraste de un paisaje? Quédate allí todos los días que quieras. Nadie podrá venirte a cobrar nada, a menos que aparques en zonas privadas o campings.

Familia viaja en casa rodante

Tu único gasto fijo será el combustible

El combustible será tu única preocupación. Mientras cuentes con dinero para eso, lo demás tiene solución.

Casa rodante carga combustible

El mantenimiento del vehículo es muy sencillo

Las casas rodantes suelen tener una mecánica muy clásica y fácil de chequear. Si tienes algún desperfecto técnico, en cualquier lado podrán ayudarte a resolverlo.

Mantenimiento a la casa rodante

¡Anímate a viajar en casa rodante!