Besos con luz propia

Para boca inolvidable no hay mejores aliados que los nuevos glosses ¿Lo último? Incluyen sabores tan tentadores como sus ganas de llenarte de besos con luz propia. En el presente artículo te presentamos alternativas para que tus labios se llenen de brillo porque si bien en este tiempo fue una tendencia disponer de colores neutros, ahora los neutros se trasladan a los ojos y con los labios tenemos más libertad.

dar besos con brillo

Te proponemos tips a puro brillo. Los brillos para labios tienden a desaparecer rápidamente, por eso para que el tuyo dure más aplica dos capas: con la primera, aprieta los labios entre sí para distribuirlo bien, luego coloca la segunda capa y sólo queda que disfruten de tus besos.

Puedes difuminar el lápiz de labios con un papel o con tus propios labios, ¡pero no lo intentes con tu gloss! Tiene el espantoso hábito de desparramarse y pegotearse. Si quieres irritar los increíbles labios de Angelina Jolie, aplica un poco de brillo sólo en el centro de los labios.

pinta tus labios con brillo para dar besos

Para lograr un color estelar te recomendamos que utilices un color intenso y humectación prolongada. Para que te sientas sexy por horas utiliza un brillo extremo y color en una simple pasada que sea de larga duración. En cuanto a un brillo protector puedes utilizar un gloss iluminador con factor de protección solar que aumenta el volumen de tus labios y te protege.

mujer pintada la boca para dar besos

Si quieres tener unos labios potentes aplica un brillo con efecto volumen que lo puedes en tono frambuesa y de tus besos disfrutarán. Por eso para seguir con el máximo volumen puedes optar por un gloss en tono amarronado para dar mayor volumen a tu boca. Y con respecto al sabor utiliza un protector labial con sabor a vainilla, aportando nutrición y un leve brillo natural. Para aportar suavidad a tu boca lo ideal es disponer de un pincel que aporte color mientras hidrata para que llenes de besos a tu pareja.

Artículo Relacionado:  Cuatro cosas a tener en cuenta al contratar una niñera

 

¿Estás lista para brillar?